Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» holas
Dom Ene 04, 2015 8:37 am por Quail

» hola soy nuevo
Mar Oct 29, 2013 2:47 pm por DarkSoul

» Video Hack room Pokemon Black Dark
Dom Sep 29, 2013 3:49 pm por Lionheart23

» Hola gente
Dom Sep 29, 2013 3:48 pm por Lionheart23

» Hola a todos ^^
Dom Sep 01, 2013 4:47 pm por Gakuko Kamuri

» Holis!!
Dom Jul 07, 2013 6:45 am por Demian Kamichi

» Ficha de Demy
Sáb Jul 06, 2013 8:20 am por Demian Kamichi

» Hello
Sáb Jul 06, 2013 7:59 am por Demian Kamichi

» hola a todos
Sáb Jun 22, 2013 10:02 pm por ryoma

Estadísticas
Tenemos 71 miembros registrados.
El último usuario registrado es nachoius

Nuestros miembros han publicado un total de 1192 mensajes en 208 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Mar Ene 15, 2013 1:15 am.
Visitas
contador de visitas
Afiliados






Crear
foro
Crear
foro
Crear
foro

Crear
foro

El adios...

Ir abajo

El adios...

Mensaje por Geo el Sáb Dic 22, 2012 4:16 am

Hoy era el día en que abandonaría mi casa, había estado pensando antes de dormir, y definitivamente quería dejar mi casa, aventurarme y conocer más pokémon que gente, porque al fin y al cabo, los pokémon han llegado a pasar a los humanos, siendo mejores personas.


Eran las 07.41 AM, el tic tac incesable del reloj había logrado despertarme incluso antes de que sonara la alarma, mi ansiedad era tremenda evidentemente. Creí necesitar una ducha, por lo que salí de mi habitación (aún en ropa interior) y comencé a caminar por el pasillo de la casa que dirigía al baño. He de aclararles como es mi casa, para que vean por qué es mala idea andar en boxers por ella.
Mi casa tiene dos pisos, la planta baja y el primer piso. En la planta baja, se encuentran la cocina, el comedor, la sala de Living y el cuarto de mis padres, junto a un baño con ducha. Mientas, en el 1er piso, es mi residencia total, mi imperio. Al subir las escaleras, te encuentras de frente a los gruesos ventanales del pasillo, que se extienden por su totalidad, mientras por unos tubos transparentes circula agua (gracias a una bomba presurizadora) una y otra y otra vez. A la derecha (mirando hacia los ventanales desde la escalera), si caminas por el pasillo, encontraras a mano derecha el baño, y al fondo una especie de escritorio, donde disfruto de dejar volar mi imaginación al punto de crear las historias más fantasiosas de todas. Desde la escalera, mirando hacia los ventanales, a mano izquierda, encontraras primero mi cuarto, y luego mi gimnasio (y al fondo un pequeño depósito, donde tengo mis juguetes de infancia que más disfruté).
Como ven, andar en boxers por el pasillo no es una buena idea. Y menos si va pasando la acosadora de la ciudad, Lila Mirasoles. Como tengo la suerte del tamaño de las orejas de un pez (esperen.. Los pescados no tienen orejas, ¿o si? Bueno, ha de ser por eso), ni bien voy en la mitad del pasillo, pasa la amorosa de Lila, quien no puedo evitar dar vuelta su cara como el exorcista.
Ignoré su presencia por la vereda, y continué mi camino a la ducha.
La ducha fue mágica, el golpe del agua tibia aflojó todos y cada uno de mis músculos, desestresandolos de tal manera que ya ni tenía molestias, estaba todo perfecto para comenzar el viaje. Tomé mi mochila (que ya estaba preparada desde la noche anterior) y caminé hacia la planta baja, ahora si vestido, con mi clásica ropa oscura.

Mamá, ¿ya está pronto el desayuno?
La voz resonó por toda la casa por el eco, hasta encontrar el oído de mi madre, que descansaba en su cuarto aún.
Si Geo, está pronto en la heladera desde anoche... ¿Qué hacés levantado tan temprano?
Nada, simplemente tenía hambre y me desperté incluso antes que el despertador sonara. Entonces me duché y bajé a comer algo antes de partir lejos.
Está bien. Llevate tu celular, para estar en contacto siempre.
Si, cierto, lo olvidaba. ¡Gracias mamá!
Corrí a mi cuarto y tomé mi celular, que para mi sorpresa, presentaba un mensaje de texto sin leer. Lo abrí y era de Camila.
____________________________________
De: Camila
Hora: 07.34

Geo, estoy despierta ya, cuando quieras me pasas a buscar. Poochyena y yo estamos ansiosos de salir de aventura. Beso, te amo Very Happy
____________________________________
Camila es mi mejor amiga hasta el día de hoy, e ibamos a salir juntos en este viaje, para estar acompañados. Ella poseía un Poochyena muy bien cuidado, pero cachorro aún, yo en cambio, poseía una pequeña Piplup llamada Penny, aún sin entrenamiento. Me la encontré cuando yo tenía catorce años. Estaba vagando por la ciudad, casi en el final, antes de la salida a la ruta, cuando la pequeña Piplup cayó frente a mis pies desplomada, al parecer había tenido una dura batalla con alguien, en la cual salió perdiendo. La tomé en brazos y la cargué hasta el Laboratorio Pokémon de la Ciudad, donde fue sanada y cuidada mientras yo la visitaba todos los días. Ni bien se le dió el alta en el laboratorio (con los científicos aún intrigados por la aparición de ésta Piplup en un lugar donde nunca se les había visto) me la entregaron como si fuera mía, y desde ese día somos uno solo. Ahora, (un año después de haberla encontrado) comenzaremos nuesrto viaje junto a nuestros amigos.

Bajé de nuevo a la planta baja, donde desayuné tranquilamente y con un grito y portazo, me despedí a lo lejos de mis padres, quienes no se alteraron mucho. Yo siempre había sido así, odiaba las despedidas largas, así que ni se preocuparon.
Tomé rumbo hacia la casa de Camila, donde golpeé suavemente la puerta de Roble, pues aunque Camila estaba despierta, sus padres quizá estuvieran durmiendo. Para mi sorpresa, fue su mamá quien me atendió e invitó a pasar mientras Camila terminaba de aprontar su mochila. Tomé la pokebola de Penny y la liberé, pues el Poochyena de Camila (Llamado Neo) y Penny eran bastante amigos.
Mientras nuestras pokémon jugaban, Cami y yo sosteníamos un diálogo fluído sobre el viaje.

Es el momento ¿no? Hacía tiempo lo estabamos esperando.
Sip. Y es lo mejor hacer un viaje con un mejor amigo, ¿No? Al fin y al cabo son quienes te cuidan
Sonreí.
Hem, si... Digamos que si. Pero si te atacan seis pokémon yo corro.
Dije en tono de broma, exagerando mis gestos, y causando la risa en mi mejor amiga. Como ven, nuestro entendimiento era grande, y pensar que nos conocimos desde siempre, pero nunca nos prestamos atención hasta el año de partida (2012), que por casualidad o aburrimiento quizá, empezamos a hablar y confiar el uno en el otro, llegando a ser mejores amigos.
Vos siempre tan estúpido... No vas a cambiar, ¿verdad?
Dijo entre risas. Mientras yo sonreí por todo...
Quizá no cambie... ¿Para qué? Si vos me amás así, ¡jum!
Dije poniendo mi cara seria, aunque no durando mucho en esto, pues la carcajada se me subió a la garganta y salió rápidamente. Era tiempo de atravesar la ciudad, y luego llegar a la ruta. Camila se despidió de su familia, al igual que yo, y comenzamos a caminar hacia la salida de la casa. Nos quedaba mucho por hablar en nuestro camino a la Ruta...
avatar
Geo
Moderador Global
Moderador Global

Mensajes : 93 Pokédolares : 1091 Reputación : 1
Fecha de inscripción : 19/12/2012
Edad : 21
Masculino

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El adios...

Mensaje por Geo el Dom Dic 23, 2012 6:36 pm

Ya estabamos en camino a la Ruta, con nuestros pokémon al lado. Era momento de empezar el viaje, y atravesar todo tipo de ruta y experiencia. Era el momento...

Hem... Si no estoy equivocado ahora debemos atravesar dos rutas y llegaremos a la primera ciudad, donde existe un gimansio, ¿No?
Si, y espero ver tu primera victoria allí... O en las rutas, no sé, como quieras...
En ambos lugares voy a ganar, quedate tranquila... Pero... ¿Vos que vas a hacer?
Simplemente viajar contigo, no creo capturar nada, no es de mi interés, pero por las dudas tengo Pokebolas... De todas formas no me voy a enfrentar a lideres de gimansio, ni voy a concursar, simplemente voy a tenerlos...
Okeii... Pero vas a tener que ayudarme con mi entrenamiento, no es sencillo entrenar solo, y entrenar con alguien más se hace más fácil...
Mmmm... Si... Eso me ayudará a mi tambien.


Continuamos nuestro camino, el pueblo al parecer había decidido salir a la calle hoy, por lo que el aire estaba pesado, era complicado llegar a la ruta, e inseguro incluso para nuestros pokémon...

Cami, guardemos a nuestros pokes. Es peligroso tenerlos afuera.
Si, tenés razón


Si bien es un pueblo pequeño y nos conocemos la mayoría, no es muy seguro cuando se aglomera la población, y hay que andar con mucho cuidado, no toda la gente es buena en este lugar, ni en ningún lado...
Ya luego de unos minutos, habíamos logrado atravesar la aglomeración, y estabamos por llegar finalmente a la ruta, lugar donde empezaría nuestro viaje de forma oficial.


Acá llegamos... BUeno, acá empieza nuestro viaje... Penny, respira aire puro

Dije mientras sacaba a mi pokémon... Sonreí y continué mi camino adentrándome con Camila y su poochyena en la ruta...
avatar
Geo
Moderador Global
Moderador Global

Mensajes : 93 Pokédolares : 1091 Reputación : 1
Fecha de inscripción : 19/12/2012
Edad : 21
Masculino

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El adios...

Mensaje por Red el Dom Dic 23, 2012 8:15 pm

Tu Rol cumple con los requisitos exigidos en este sector, puedes continuar sin problemas en la Ruta 1. Mucha suerte!

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Estimados Usuarios Cuando soliciten un pokémon salvaje en su rol, una revisión de ficha o una revisión de rol para aprendizaje de movimiento hagan click en este botón -> [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] para así agilizar nuestra moderación [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Gracias por su atención ^^
avatar
Red
Administrador
Administrador

Mensajes : 331 Pokédolares : 4745 Reputación : 7
Fecha de inscripción : 14/12/2012
Edad : 26
Masculino

Ver perfil de usuario http://rolpokemon.forochile.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El adios...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.